LVII Festival Internacional del Cante de Las Minas. La Unión: EL ALTO NIVEL ARTÍSTICO DEL CONCURSO CONTRASTA CON OTROS ASPECTOS

1-alfredo-tejada-brillante-ganador-con-su-lampara-y-diploma-foto-frl.JPG

Como es sabido, habitualmente no suelo asistir a las galas. Únicamente lo hago a la sustancia y alma del Festival, esto es, al Concurso con mayúsculas. Sin embargo, entiendo y defiendo la filosofía de las mismas como faro de atracción e imagen portadoras del glamur nacional e internacional necesario que este monumental acontecimiento debe de tener. Pues bien, este año la programación ha sido floja. Demasiado floja. Ignoro si por razones de presupuesto o mala gestión del mismo.

2-alfredo-tejada-con-chaparro-foto-frl.JPG

No sé si puede tener, o no, relación con lo anterior pero lo peor de todo ha sido la caída de público, especialmente en las semifinales. Han sido demasiadas sillas vacías. ¿Qué está faltando o sobrado en la programación, organización y ejecución de nuestro querido Festival, al que ya siento como un unionense más, respecto a años anteriores? No lo sé. Pero algo ha ocurrido que debería corregirse.

En las múltiples actividades culturales paralelas destacar, que con motivo del décimo aniversario del fallecimiento de los unionenses universales, el polifacético Asensio Sáez y el cantaor Pencho Cros, se impartieron conferencias glosando su trascendencia, cuyos títulos fueron “Elogio de Asensio Sáez, el escritor” y “Pencho Cros, la voz flamenca de la desolación del minero”, esta última impartida por su biógrafo y amigo personal, Manuel Navarro.

La gran final comienza con la entrega del Castillete de Oro al Principado de Asturias. Reconocimiento correspondido, por parte de los norteños, con un breve documental y la actuación de la cantante asturiana Marisa Valle. “Santa bárbara bendita” y “Asturias patria querida” interpretadas en bable fueron los temas elegidos.

Lo he señalado en el título, la parte artística, en la final, alcanzó el zenit respecto a los últimos años. Acontece después de tres días de semifinales de muy alto nivel. Los cuatro máximos galardones flamencos del mundo son obtenidos bajo la competencia más disputada de las ediciones precedentes.

Tres concursantes optan al Bordón. Máximo galardón para premiar la ejecución flamenca con guitarra.

Dos, al Filón. Lo que significa concursar al premio que respalda la interpretación flamenca mediante instrumentos no habituales.

También para el importantísimo premio del baile, esto es El Desplante, la disputa fue enorme, con dos colosales bailaores y sus respectivos cuadros sobre el escenario.

Para el premio gordo, o lo que es lo mismo, La Lámpara Minera, tres fueron los contendientes. Todos de superior nivel. Empezando por Anabel de Vico acompañada por El Niño del Fraile. Siguió la pacense Esther Merino con Rosendo Fernández. Las animo a ambas, dos magníficas artistas, a que lo sigan intentando. Su buen trabajo, que nadie no lo dude, dará fruto seguro, además tienen categoría no sólo para alzarse con La Lámpara, también para defenderla en el futuro. Finalmente, el gran triunfador de la noche, el malagueño afincado en la ciudad de La Alhambra, Alfredo Tejada, acompañado por la sonanta de Chaparro de Málaga. Al monumental Alfredo lo hemos disfrutado en la sede de nuestra Peña hace apenas dos meses cerrando el curso flamenco, donde precisamente desgranó varios de los cantes premiados. Con una actuación sobresaliente Tejada se alzó con varios de los premios en liza. Además de La Lámpara Minera, dotada con quince mil euros, se llevó el primero por mineras, seis mi más, cartageneras, farruca y soleares, estos últimos con tres mil cada uno. Además, no entiendo que el jurado declarara desierto el premio por seguiriyas cuando Tejada hizo una selecta interpretación por este palo. Resumiendo, treinta mil euros viajaron hasta Granada. Sin duda, todos ellos sobradamente merecidos.

3-fernando-jimenez-desplante-foto-frl.JPG

También el baile estuvo muy competido. Probablemente la arriesgada coreografía puesta en escena por Fernando Jiménez en su interpretación de la farruca, hizo que el jurado se decantara por él frente a una inspirada Macarena Ramírez llena arte y gracia en su baile por alegrías, con brillante manejo del mantón de Manila y la bata de cola.

5-sergio-de-lope-filon-foto-frl.JPG

El premio a instrumentistas, no iba a ser menos que los anteriores en su disputa. Finalmente recayó el Filón en el flautista Sergio de Lope (el pasado año quedó segundo) y, en esta ocasión, el segundo fue para el pianista Pablo Suárez.

En resumen, artistas del máximo nivel en todos sus apartados, lo que prueba la atracción de su oferta y, por ende, de su necesaria continuidad futura como faro guía en el complejo mundo del arte español más universal.

4-alejandro-hurtado-bordon-foto-frl.JPG

PREMIOS:

Cante:

·        Lámpara Minera, mineras, cartageneras, soleares y farruca: Alfredo Tejada

·        Tarantas: Esther Merino

·        Malagueñas: Anabel de Vico

Desplante (Baile)

·        Primer premio: Fernando Jiménez

·        Segundo premio: Macarena Ramírez

Bordón (Guitarra)

·        Primer premio: Alejandro Hurtado

·        Segundo premio (ex aequo): Israel Cerreduela y Luis Medina.

Filón (Instrumento)

·        Primer premio: Sergio de Lope

·        Segundo premio: Pablo Suárez

7-esther-merino-y-rosendo-foto-frl.JPG

6-anabel-de-vico-y-nino-del-fraile-foto-frl.JPG

8-macarena-ramirez-foto-frl.JPG

9-pablo-suarez-foto-frl.JPG 

10-israel-cerreduela-foto-frl.JPG

11-luis-medina-foto-frl.JPG

12-marisa-valle-y-grupo-foto-frl.JPG

13-pedro-lopez-alcalde-de-la-union-entregando-el-galardon-a-alfredo-tejada-foto-frl.JPG

Comentarios cerrados.