Velada flamenca de Villanazar: VILLANÁZAR SE CUBRE DE GLORIA JONDA Y PASA A LA HISTORIA

eva-y-antonio-foto-chema-moran.jpg

El pequeño, pero valiente donde los haya, pueblo de Villanázar, culminó el sábado una memorable muestra de flamenco y copla. La mejor que pueda disfrutarse en Zamora. Villanázar ha puesto una pica en Flandes. Ha marcado territorio en “tierra hostil”. Sabemos sobradamente que los Valles de Benavente nunca han sido proclives a lo jondo. Pero también sabemos que nada se ha hecho porque lo sean. Villanázar es un pueblo ribereño del Tera próximo a su desembocadura. Como casi todos los de la provincia, agonizante –la mayor desgracia de nuestra Zamora, su sangría poblacional-. Es precioso al encontrarse en una zona privilegiada por sus abundantes arboledas y verdores propios del regadío. Además se halla a un suspiro de Benavente y de la propia capital.

soledad-luna-foto-chema-moran.jpg

Mención especial hay que hacer sobre disposición de los artistas a participar, al equipo de sonido proporcionado por Santi (Galastur. Agencia de espectáculos en Zamora), Producciones Josico (Video Profesional), Heliodoro Álvarez, teniente de alcalde y, como es lógico, La Peña Cultural Flamenca Amigos del Cante, en concreto a su presidente, Santiago García Martín. Todos ellos han hecho posible esta magnífica velada. Pero vamos con lo que nos ocupa, el flamenco y la copla.

clemen-y-antonio-foto-chema-moran.jpg

Rompe la noche El León del Pego, nuestro Clemen Valle. Casi nada. El patriarca de lo jondo, sin parangón posible. Conocimiento, saber estar, bonhomía, afición hasta las entrañas y profundidad en sus cantes. Además, lo hace más grande Antonio Regalado. ¡Qué lujo de artistas! Ejecutan de forma precisa farruca; soleares (antología de magisterio como en ellos es habitual); Cinco fandangos maravillosos y monumental cante por toná con Antonio Regalado fuera del escenario. Muchos aplausos.

La diva zamorana, La Tigresa de Cabañales, irrumpe como un ciclón condensado de esencias sonoras celestiales. La copla. Su copla. Los registros de voz no pueden ser mejores. Y cuando digo que su lugar de nacimiento la han condicionado para ser la estrella mediática que debería de ser en el panorama nacional, estoy en lo cierto. Lo que no es óbice para que ella se sienta muy orgullosa de sus orígenes y nosotros de ella. Hablo de la gran Soledad Luna. Interpreta cinco canciones de máximo voltaje. Celos del rio; Como las alas del viento; Romance de Zamarrilla; Que la virgen no se cae (sevillanas); y un auténtico himno a Zamora: Paseando junto al Duero. Apoteósica y prolongadamente aplaudida su actuación.

Llegó el turno de nuestra especial perla flamenca del Duero. Eva Valle, elevando la bandera zamorana en Valladolid, al participar, acompañada precisamente por la sonanta de Antonio Regalado, en las Pruebas Selectivas del Festival Internacional del Cante de Las Minas. Cansados los dos, como no podía ser de otra manera, se lanzan al reto de Villanázar. Malagueña y fandango abandolao. Tientos tangos. Minera (privilegio del cante con que compitió ayer en Valladolid y que puede llevarla a la Unión). Remata preciosamente por cuplé en compás de bulerías, con despido de aplausos y enhorabuenas por la memorable noche de flamenco y copla de muchos quilates.

¡¡¡Qué se repita!!!!!

Lo dicho, gentes de Villanázar y alrededores, os habéis cubierto de gloria.

Próxima cita el fin de semana del 23 y 24 de junio. De lejos la fecha más señalada del año. Ilustración de la Misa Flamenca en San Juan, el viernes, y el sábado 24, el Festival de capital de provincias más antiguo del mundo con sus 47 ediciones, el XLVII Festival Flamenco de Zamora. El histórico gran emblema de la música zamorana.

img_5614.JPG

img_5604.JPG

img_5621.JPG

Comentarios cerrados.