Misa Flamenca del XLV Festival Flamenco de Zamora: A REPETIR LLENO EN SAN JUAN

 pedro-cintas-copia.jpg

Es de esperar, que al igual que viene ocurriendo en los últimos años, la iglesia de San Juan se quede demasiado pequeña para albergar una solemne e ineludible convocatoria místico-festiva como pórtico y preámbulo de la cita flamenca más importante del años: el ya clásico entre los clásicos Festival Flamenco de Zamora. Pero de ello hablaré mañana, hoy toca hacerlo de la ceremonia religiosa.

 aspecto-parcial-que-presentaba-la-iglesia-de-san-juan-en-la-pasada-misa-flamenca.JPG

Desde la ya mítica primera misa flamenca auspiciada y ejecutada por el maestro de maestros -el añorado Antonio Mairena- pergeñada en su tertulia de Radio Sevilla en 1968, ya ha llovido. Atrás quedan cientos y cientos, que digo cientos, miles de misas flamencas oficiadas a lo largo y ancho de la geografía nacional. Incluso han viajado allende nuestras fronteras. Atrás queda también la cantada en la catedral de Córdoba por Fosforito en 1994 y oficiada por el propio obispo de la diócesis. Sólo en nuestra ciudad y provincia se sobrepasa la veintena y, lo que es más importante, se han convertido en un auténtico icono de estas festivas y musicales fechas.

La de hoy, como ya he dicho tendrá lugar en la iglesia de San Juan -a las ocho de la tarde- participada por dos de los artistas que compondrán la resplandeciente nómina del decano Festival Flamenco de Zamora, y que cumplirá la redonda cifra de nueve lustros. El pacense Pedro Cintas y el sevillano Antonio García tendrán el honor y la responsabilidad de ilustrar con su arte tan emotivo evento.

Pedro Cintas acapara diversos premios y galardones fruto de su presencia en los concursos, pero sin duda el más importante, con nítida y abismal diferencia, ha sido el Premio Nacional Antonio Mairena, obtenido por unanimidad del jurado en el 2010. Reconocimiento que no fue sólo a sus sobradas condiciones cantaoras -es indudable que las tiene- también lo fue a su condición de cantaor cabal. Y está claro que el jurado acertó de pleno, como ha quedado demostrado en su debut discográfico con el imprescindible disco producido por Chemi López de La Droguería Music “Papeles íntimos”, o con sus actuaciones en Zamora, y por supuesto los Festivales de Morales del Vino octavo y noveno. Además, estará perfectamente acompañado por el ecijano Antonio García su guitarrista habitual.

En definitiva, un cantaor completamente cuajado, conocido en nuestras tierras, y por ello muy demandado, que tendrá una nueva ocasión para mostrar su arte esta tarde en San Juan, además de mañana, su prueba de fuego y una gran oportunidad, en el magno Festival de San Pedro. Seguro que a nadie dejará indiferente.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image