X Festival Flamenco de La Tierra del Vino: MORALES DEL VINO CULMINA SU DECENIO FLAMENCO CUM LAUDE

 1-tres-guitarras.JPG

Cierto es que en la programación artística de esta edición, cerrada hace prácticamente un año, se había apostado sobre seguro. A tiro hecho, con artistas del máximo nivel y profesionalidad, por lo que casi todo salió según las previsiones. Todo menos el tiempo. Por eso hubo que trasladar el espectáculo desde su entorno natural en el Patio del Flamencólogo José Blas Vega al multiusos José Hernández Macías, y contar con el mago de la acústica imposible Pedro Galende.

2-maritere-ruiz-dirigiendose-al-respetable-entre-el-alcalde-ana-mulas-y-santiago-garcia.JPG 

Las guitarras preludiaban una continuidad redonda. Francis Pinto, Antonio de Patrocinio y nuestro Antonio Regalado, que no desmereció en ningún momento, metieron al público en faena.

Sube Santiago García, presidente de la Peña para dar las buenas noches y agradecer al Ayuntamiento de Morales la apuesta por el flamenco de altura. Concretamente agradece a su alcalde la confianza depositada en La Peña y a su teniente de alcalde la disposición y celeridad para con todo lo concerniente al evento. Agradece también el apoyo de Caja Rural –por cierto, muy bien representada por su director general Cipriano García Rodríguez y el secretario de su Fundación Feliciano Ferrero- Sube enseguida José María Barrios para recibir el protocolario cartel enmarcado. Invitan a Ana Mulas para que agasaje a Maritere Ruiz, esposa de Blas Vega, con un detalle alusivo al Cristo de Morales. Maritere habló y dijo lo que le salió del alma después de una tarde pre Festival con idas y venida por parte de todos los artistas, en forma de peregrinaje devoto, al patio que lleva el nombre de su universal marido, con fotos y algunas lágrimas incluidas por la emoción de entorno tan significativo. Vuelve a quedar patente que los artistas y los aficionados de pro veneran la memoria del insigne flamencólogo.

3-clemen-y-regalado.JPG

Retoma el mando un pletórico e ilustrativo Juanjo Seguín durante todo el evento, para anunciar a los artistas de la tierra: Clemen Valle y Antonio Regalado. En su interpretación tanto de la farruca como de las antológicas soleares, hasta once, dejaron meridianamente claro que el listón lo ponían alto, más bien altísimo.

4-cuevas-y-pinto.JPG

Llega el turno de Manuel Cuevas y Francis Pinto iniciando por malagueña; rondeña y remate por Frasquito Yerbagüena. Público ya enardecido en su totalidad; alegrías personales y preciosas. Encaran el meollo de la velada, dedicada al Festival Internacional del Cante de las Minas, teniendo en cuenta la relación de los artistas con semejante acontecimiento, Manuel Cuevas hace murciana, cartagenera y minera para enmarcar. Aplausos a raudales. Siguen por tangos. Después se acuerdan de Rafael Farina con “Vino amargo”, la canción aflamencada “Señorita” y fandangos que hacen que el público se levante de sus asientos aplaudiendo largamente. Impresionante la actuación de ambos y más alto el listón.

5-cynthia-2.JPG

Cynthia Cano, la mejor heredera y depositaria del monumental arte de Carmen Amaya, irrumpe rompedora por tarantos para cerrar la primera parte. Lógicamente con pantalones. La refrendan Gabriel de La Tomasa y Trini de La Isla en el cante y Juan Jiménez en el toque. Magnífica, y sólo tiene veinte añitos, pero estamos ante una fenomenal bailaora llamada a marcar época. Se despidió hablando del amigo y maestro Blas Vega. Prolongadísima ovación y descanso

Abre de nuevo la murciana Cynthia Cano por soleares. Simplemente imponente, en su manejo del mantón de Manila y su bata de cola larga, artes solamente al alcance de las más grandes bailaoras de la historia del flamenco. El entendido público zamorano lo ha sabido ver recompensándoselo con un caluroso y prologado aplauso poniéndose de pie. Quedaba mucho más.

6-rocio-y-antonio.JPG

Rocío Segura con su pareja artística y personal, como muy bien anunció Juanjo Seguín, abren por tangos variados y antológicos. Continúan por soleares volviendo a enardecer al respetable al que en ningún momento se le dio tregua durante todo el Festival. Quiero decir, que a cada buen momento sucedía otro mejor. Minera y levantica con taranta de Almería coronado todo ello por Frasquito. El delirio con Rocío y con Antonio de Patrocinio. Bulerías y fandangos donde se pone fuera de micrófono y entona “A Morales he venido, en Almería nací …” provocando el clímax en el respetable. Faltaba la espuela.

7-ricardo-fernandez-del-moral-solo.JPG

Y la puso el cantaor y guitarrista de la noche. El hegemónico Ricardo Fernández del Moral. La guinda de un pastel sobrado de alicientes. Abrió por granaina y malagueña del Mellizo; soleares; minera; taranta de Linares y fandango minero. Zambra de Miguel de Molina acordándose de Ramón Perelló, hijo de La Unión, bulerías dedicadas al Ayuntamiento de Morales, La Peña y especialmente a su presidente Santiago García Martín. Remata por fandangos para darle a una velada -que sobrepasó las cinco horas sin hacérsele larga a nadie- el lustre y definitivo empaque,  motivando la unánime petición de que por favor se repita. Todo se andará.

8-manuel-cuevas-doliendose-por-minera.JPG

cynthia-por-tarantos.JPG

9-francis-pinto.JPG

10-rocio-segura.JPG

11-antonio-de-patrocinio.JPG

12-ricardo.JPG

14-cynthia-3.JPG

13-ricardo-por-fandangos-fuera-de-microfono.JPG

15-alcalde-y-presidente.JPG

16-con-manuel-rocio-maritere-ricardo-y-cynthia.JPG

17-el-presidente-con-juanjo-seguin-a-laizquierda.JPG

18-en-el-patio-del-flamencologo-d-jose-blas-vega.JPG

19-ricardo-con-la-familia-del-presidente-delia-y-raul.JPG

20-alberto-y-rosa-en-el-patio.JPG

Dejar una respuesta

CAPTCHA image