Misa Flamenca del XLIV Festival Flamenco de Zamora: OVERBOOKING EN LA MISA FLAMENCA DE SAN JUAN

 regina-y-paco-cortes-en-san-juan-copia.JPG

Volvió a ocurrir. Ni el espacio normal de la iglesia de San Juan, ni cinco veces más de su capacidad, hubieran sido suficientes para albergar a tantos fieles que quisieron darse cita en tan monumental evento. La tradicional Misa Flamenca, ausente los últimos dos años y recuperada por decisión expresa del presidente de “Amigos del Cante” Santiago García Martín, congregó a muchísimos más fieles de los previstos. En cierto modo, todo normal. En Zamora el flamenco desata pasiones, y hablando de ello y expresión religiosa, mucho más. Y de todo ello se han hecho eco las cámaras de Tele 5 y Cuatro a nivel nacional.

aspecto-parcial-que-presentaba-la-iglesia-copia.JPG

    Para iniciar el acto, ya hubo dificultades por la aglomeración. La iglesia se encontraba abarrotada desde al menos una hora antes. Incluso estas dificultades hubo que subsanarlas para facilitar el acceso del sacerdote y sus coadjutores al altar mayor. Normal ante evento de tal envergadura. Y ya ante la recogida imagen de La Soledad, las palabras de bienvenida del sacerdote. Tengo que aclarar que Don Plácido no pudo oficiar por encontrarse en viaje inexcusable. No importó.

regina-copia.JPG     

Una espléndido Regina con la sonanta del no menos magistral Paco Cortés, inician con el “Señor ten piedad” por peteneras, Niña de los Peines y Medina el Viejo. Imponente la señora onubense; siguen con “Gloria” por bambera; El “Aleluya” por fandango en versión de Pérez de Guzmán, para llegar al Credo, y ahí Regina y Cortés desgrana arte por colombianas. Simplemente impresionante; viene el turno del “Santo” por tientos con ligero remate atanguillado para su cierre; en “El Cordero” la Misa alcanza su cenit por fandangos de Huelva, en ellos, Regina también es maestra indiscutible. Señalar, que durante la Comunión, Paco Cortés hizo un solo de guitarra muy bello.

paco-cortes-copia.JPG   

Por sugerencia del sacerdote, el público puesto en su totalidad de pie, tributó una larguísima ovación de varios minutos, teniendo que volver a pedir por favor que se le abriera paso, a él y a sus coadjutores, para poder llegar a la sacristía.

Qué más decir sobre este maravilloso pórtico del nuevamente exitoso Festival de Zamora.

otro-aspecto-de-la-iglesia-con-la-soledad-al-fondo-copia.JPG

Dejar una respuesta

CAPTCHA image