La Opinión Viajera: MASIVA AFLUENCIA DE PÚBLICO COMO PREÁMBULO DEL FIN DE SEMANA

 eva-valle-y-antonio-regalado-copia.JPG

El pasado miércoles volvió a quedar claro como los zamoranos sienten y viven el flamenco, en sus vertientes de mayor o menor ortodoxia. La plaza de La Constitución abarrotada, con una ocupación completa de sus sillas y con infinidad de personas de pie siguiendo un espectáculo que resultó ligeramente largo, e incluso, algo desapacible por la bajada de temperatura. No se movió un solo alma hasta el final. Volvió a demostrarse que Zamora es la Andalucía del Norte cuando de flamenco hablamos.

Dos partes bien diferenciadas. En la primera se pudo comprobar de nuevo que Eva Valle y Antonio Regalado siguen su meteórica progresión artística consolidando habilidades e introduciendo nuevas variantes en el cante y en el toque. Abren por tientos coronados por tangos con el consiguiente homenaje a La Niña de los Peines; soleares antológicas partiendo de La Serneta, Paquirri, Juaniquí, Andonda, Triana, Silverio dos, hasta legar a la dificultosa del Portugués. De matrícula; romance de la reina Juana por bulerías; Malagueña de La Peñaranda y abandolao; cuplé por bulerías y, como estamos en San Pedro, o como diría El Cabrero, una riestra de fandangos. Finalmente, a petición de algunos espectadores, hicimos todos una regresión a la Navidad para disfrutar campanilleros de Manuel Torre. Larguísima ovación claramente merecida. ¡Chicos, valéis mucho!

entre-volantes-copia.JPG     

En la segunda parte llegó el turno del grupo toresano “Entre Volantes” con María De Mena al cante, Raul Fraile al toque, y  Laura Muñoz, Iván Martín, Sara y Lucía Fidalgo al baile. Moviéndose todos ellos entre la canción española y el flamenco. Así, se interpretaron sevillanas; música popular con regusto a fandangos; tangos; alegrías; colombiana (seguramente por error María anunció soleares); tanguillos; cuplé por bulerías; nuevamente sevillanas; rumba de Camarón “Volando voy”, cerrando nuevamente en compás de rumba por “Tu nombre me sabe a hierba” de Serrat.

En definitiva, velada interesante y entretenida, que como he dicho es prueba de la enorme afición que los zamoranos tenemos por el flamenco, suponiendo un enorme acierto por parte de nuestro periódico al organizarlos. Y hoy viernes -seguro que volverá a demostrarse la afluencia de público- a las ocho y media en San Juan en torno a su Misa Flamenca, además de mañana sábado, día “D” o Día Grande en torno al grandioso XLIV Festival Flamenco de Zamora, con buena parte del aforo vendido. Seguiremos.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image