Peña Flamenca “Amigos del Cante”. Velada Flamenca: UNA VEZ MÁS JULIÁN ESTRADA IMPARTIÓ DOCENCIA

julian-estrada-1.JPG

pedro-peralta-1.JPG

La magnífica actuación de Pedro Peralta no ensombreció a un monumental Julián Estrada. Y ello a pesar de las deficientes condiciones de sonido en un recinto que costó 400 euros de alquiler.

El cacereño, con la sonanta del joven Jesús Zarrías -inteligente y diestro guitarrista en el acompañamiento- abre por la malagueña grande del Mellizo. Arriesga y continúa al límite con rondeña y fandango abandolao. El público lo entiende y lo premia con sonoro aplauso; siguen con cartagenera y taranto dedicado al Carburo de Oro 2014, Federico Vázquez, motivo por el cual se arranca el respetable por aplausos. Llega la primera entrega de fandangos: El Rubio, Porrina de Badajoz, Corruco de Algeciras y Antonio de La Calzá. Más reconocimiento en forma de palmas. Se despide, como he dicho, un gran Pedro Peralta por uno de los palos que más siente y mejor interpreta: tangos extremeños cerrados con apoteósico aplauso por parte del público.

julian-estrada-y-jesus-zarrias-foto-frl.JPG

Sale a escena tal pavo real por su grandiosidad artística el maestro Julián Estrada para desgranar fandangos antológicos y más: el de Dolores de La Huerta de Lucena, Rafael Rivas, jabera, rondeña y remate espectacular de Frasquito Yerbagüena. Apoteósica ovación; continúan por farruca para desembocar en soleares apolás con filigranas guitarrísticas de Jesús Zarrías. Pineda El Zapatero, Antonio El Portugués 1, Antonio El Portugués 2, Silverio, Charamusco y personal. Sobre la de “Charamusco” conviene hacer comentario particular. Esta soleá grabada por Antonio Mairena en su disco póstumo “El calor de mis recuerdos” y que él atribuye al tal Charamusco –suegro de Sernita y abuelo de Curro de Jerez- es en realidad una soleá de Triana, más exactamente alfarera, desarrollada por el gran creador Curro Frijones a partir de los cantes trianeros. Juanichi El Manijero la aprende de él, la incorpora a su repertorio y la populariza en Jerez. A partir de aquí, el pobre Charamusco, la canta a quién se la quiera oír hasta que el maestro de los Alcores entra en escena. Resumiendo, soleá de Triana.

Hasta aquí perfecto, pero faltaba lo mejor por venir; tangos. Soberbia interpretación partiendo del Chino, adaptando letras de Jiménez Rejano en intercalado de tangos granaínos y extremeños. Sin duda lo mejor de la noche. Es evidente que el pontonés quiere a Zamora y La Andalucía del Norte lo quiere a él, por eso siempre nos sorprende con alguna primicia. En este caso tres. La Farruca, las soleares y los tangos ocuparán lugar preferencial en su próxima grabación. Más exactamente en una antología de la que ya hablaré. Siguen fandangos para rematar una histórica velada con muchísima enjundia. Empieza con Gordito de Triana, siguiendo por propios, Carbonerillo, propios, Alosno hasta tres y remate final por Frasquito Yerbagüena. Aplausos de despedida prolongados. Saludos del Juli y Jesús Zarrías con público puesto en pie pidiendo que se repita.

Se repetirá. Julián Estrada y la sonanta de su sobrino Jesús volverá a Zamora en breve, y sino al tiempo.

peralta-y-zarrias.JPG

jesus-zarrias.JPG

julian-estrada-2.JPG

Dejar una respuesta

CAPTCHA image