La Opinión Viajera. Coreses: LA CAPITALIDAD DE LA TIERRA DEL PAN ENTREGADA POR ENTERO AL ARTE EXCELSO

Todo Coreses, parte de Monfarracinos y demás representación de otros lugares de La Guareña, Tierra del Vino, Tierra del Pan o Toro, se dieron cita en el Centro Socio Cultural “La Arena” de la cabecera de Tierra del Pan. En el amplio salón no cabía un alfiler, y así se mantuvo hasta el final de los habituales sorteos. El público, con el silencio y respeto hacia los artistas, característico de los zamoranos en todas nuestras citas flamencas, supo aplaudir en su justo momento de forma ostensible y suficientemente afectiva. Este comportamiento fue resaltado por todos los actuantes.

Con una de las mejores y más espectaculares presentaciones que le recuerde a la admirable Carmen Ferreras –un espectáculo en sí mismo dentro del espectáculo general- dio comienzo esta esperada convocatoria flamenca y de copla.

Abre Ruth Fonseca con ropa de mujer, por grupo de cantiñas, mirabrás, cantiñas y alegrías con juguetillo y generoso y trabajado zapateado final. Público totalmente puesto en faena, por lo que la saucana fue muy aplaudida.

Llega el turno de las otras dos joyas del tesoro zamorano. La del Pego, Eva Valle y el zamorano Antonio Regalado. Imponente granaína coronada con la media siguiendo los cánones del gran Don Antonio Chacón, el jerezano de La Plazuela, consagrado para la historia en Madrid y maestro de referencia obligada para todo artista que se precie. Siguen por tientos gaditanos terminados por tangos de La Niña de Los Peines. También muy aplaudidos. Por fin una de las primicias de esta velada. La reina del cante: las soleares. Sabíamos que Eva andaba tras ellas. Su padre me lo comentó en Morales. Ayer la niña destapó el tarro de las esencias y magistralmente llevada por Regalado nos obsequió con siete más la soleariya de Juanillero de Marchena. Desde el principio, Enrique El Mellizo, Mercé La Serneta, Paquirri el Guanté, Juaniquí de Lebrija, La Andonda, Ramón El de Triana, Antonio El Portugués y la susodicha soleariya. ¡Casi nada, y algunas de tremenda dificultad! Continúan con canción por bulerías que personalmente no recuerdo habérsela oído. Malagueña de Concha La Peñaranda y fandangos abandolaos de remate. Terminando esta parte de la actuación por fandangos, el tercero de Manuel Vallejo memorable, y el cuarto al aire de Manuel Torre. Aplausos merecidísimos y reiteración de ¡Otra, otra, otra!

La copla, llega el momento de Loren El Torrao. ¿Cómo es posible que este magnífico cantante de copla no haya sido profesional en nuestro país? Las cosas del arte, tal vez. “Tu pelo”; “Loja” de Luís Lucena, con dos fandangos del Carbonerillo y Vallejo; cuatro canciones más de Manolo Escobar: “Madrecita María del Carmen”, “Cantinera” dedicada a Carmen Ferreras, pasodoble “Mujeres y vino” y “Sólo te pido”. Aplaudidísimo y venerado. No era para menos después de ganarse merecidamente al numeroso auditorio.

Vuelve Ruth Fonseca con pantalones por alegrías de Camarón con un brillantísimo zapateado final. Sigo diciendo: se nota “Amor de Dios”.

De nuevo El Torrao, con la nítida sonanta de Antonio Regalado, para hacer fandangos de Pepe Pinto y el consiguiente recitado. Más fandangos fuera de micrófono dedicados a los galgueros. Eva Valle y Antonio por fandangos de Alosno pedidos por el presidente de La Peña Amigos del Cante, Santiago García Martín. Termina el espectáculo con un fin de fiesta apoteósico. Eva cante, Antonio toque y Ruth Fonseca baile con el público pidiendo que se repita. Y sería de justicia volver el año que viene.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image