Ciclo Flamenco Caja España – Duero: EL FLAMENCO LEVANTA PASIONES EN ZAMORA

los-artistas-en-plena-actuacion-640×480.JPG

Quedó claramente demostrado el pasado viernes al competir, al menos, con cinco grandes eventos celebrados en nuestra ciudad, y presentar el salón de actos de Caja España- Duero –patrocinadores del ciclo- rozando el completo, con capacidad para 400 personas. Y es que el flamenco tiene una atracción indiscutible en Zamora y algunas de sus señeras comarcas.

En este caso más, si cabe. Se presentaba la ópera prima –“Papeles íntimos” sobre letras y cantes de Antonio Mairena- de un gran artista extremeño, muy próximo y conocido: Pedro Cintas.

Abrió la velada, como se había anunciado, el presidente de La Peña Flamenca, Santiago García Martín, dando la bienvenida, agradeciendo a las entidades de ahorro, en las personas de su director Don Javier Refoyo y la responsable de su obra social Doña Carmen Antúnez, además de anticipar lo que se nos venía encima, que era mucho y muy sustancioso. Chemi López, musicólogo, aficionado cabal, flamencólogo y productor de esta grabación, desveló algunos entresijos de la misma e introdujo un suculento documental sobre todo el proceso.

Comienza Pedro Cintas por tonás, martinete, debla, toná del santolio y remate; continúan todos con el romance del conde Arnaldo; anuncia soleares que merecidamente se las dedica a Santiago García, Joaquín el de La Paula, versión muy personal de Mairena, La Andonda, María La Moreno, Paquirri El Guanté, Agustín Talega, Antonio La Peña y Juanillero de Marchena; siguen por unas preciosas y antológicas cantiñas, llevadas en volandas, como toda la actuación por la sonanta magistral de Juan Manuel Moreno y el compás de Jerez y la Bahía personificados en Abel Harana y Luís de Jerez. Se abre camino inevitable el cate rey de todos los cante, el cante por seguiriyas, donde Pedro Cintas se desenvuelve en su líquido elemento. El patetismo y la tragedia de la seguiriya son acrecentados para trasformarla en arte en estado puro, así de simple, así de difícil, así de sublime. Tres seguiriyas, la primera de Manuel Torre, la segunda de Paco La Luz y la de cambio, con letra grabada por Paca Aguilera a principios del pasado siglo, del propio Antonio Mairena. Público completamente entregado y consciente de la importancia de la velada; los cuatro artistas encaran el fin de fiesta por bulerías y cuplé por bulerías. Los aplausos, con gran parte de la concurrencia puesta de pié, consiguen que nos hagan una última entrega por fandangos. Paco Cepero, Manolo Fregenal, otra vez Cepero y preciosa interpretación de uno de los fandangos del Carbonerillo, finalizados con una apoteósica despedida por parte del respetable.

Ojo con el próximo viernes que también promete de veras. La Escuela de Baile de La Peña Flamenca hace su primera presentación del año al público zamorano con “La radio de mi madre”. Espectáculo destacado y gratuito. Eso sí, con invitaciones sacadas en Caja España – Duero.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image