Noche Flamenca. Peña “Amigos del Cante”: VELADA DEGUSTACIÓN

manolo-simon-y-pascual-de-lorca-640×480.JPG

Dos maestros frente a frente y un público cabal. Manolo Simón al cante y Pascual de Lorca al toque impartieron una lección magistral en actuación privada para los socios de la Peña y sus invitados de honor.De Pascual de Lorca, lo he dicho en numerosas ocasiones y tengo que repetirlo, no hay guitarrista actual que le haga sombra. No es el mejor por ninguno de los aires, pero por todos ellos se desenvuelve al máximo nivel. Y lo que es más importante, es el único tocaor que puede tocarle a cualquier cantaor y hacerlo perfecto. Y en Zamora como en ningún otro lugar lo hemos comprobado. Baste recordar el Festival de San Pedro del 2004: le tocó a Mariana Cornejo, después a Chano Lobato rematando, como máximo artífice, la memorable actuación de Antonio El Pipa en el baile. O el de Morales de hace dos años tocándole con pocos minutos de diferencia a la propia Mariana y al sorprendentemente eléctrico Nano de Jerez.

De Manolo Simón decir que es altamente recomendable el que pase por todas las peñas flamencas españolas, también que debería ser asignatura obligatoria escucharlo a todos los peñistas y aficionados de pro. Quién no lo conozca que no se lo pierda. Flamenco del grande. Flamenco para paladear despacio.

manolo-simon-y-pascual-de-lorca-impartiendo-su-magisterio-en-la-pena-640×480.JPGAbren por rondeña, cuatro, siguiendo la estela de El Gallina para cerrar por la complicadísima rondeña grande y quinta de la serie. Gratificante sorpresa entre los asistentes; siguen por alegrías; mariana partiendo del singular Bernardo El de Los Lobitos -¿Cuánto tiempo hace que en Zamora no se canta por mariana?-; llega el turno de los fandangos del Bizco Amate; farruca, también nada frecuente en el repertorio de los cantaores que nos visitan. Eso sí, los zamorano tenemos el privilegio de haberla visto bailar a Toni El Pelao en el Patio del Flamencólogo José Blas Vega de Morales del Vino. Casi nada; continúan por malagueña, la primera de La Trini y la segunda de El Canario para rematar por un verdial; le llega el turno a las soleares, Joaquín, Agustín, Andonda, Chozas, Joaniquí, Paquirri y Juanillero. Desde aquí al cielo; y llega por fin la rosa, cante en el que estuvo implicada Rosa La Papera -madre de La Perla- y que representa una dificultosa ejecución partiendo de la música y compás matriz de las cantiñas. Manolo Simón con la gran sonanta de Pascual, ejecutó una obra magistral; otra entrega de fandangos; seguiriyas, también con memorable interpretación. La primera de Paco La Luz, la segunda del Loco Mateo y el cierre con la grande de Manuel Torre; terminan con jaleos y comentario honorífico a los extremeños: “Los jaleos son los cantes más antiguos, y los amigos extremeños los han sabido conservar, cosa que los andaluces no. Eso sí los jaleos son una bulería más con una dificultad a mayores cuando se canta”

Remate de oro para una memorable noche de aprendizaje flamenco con los maestros. Que siga la iniciativa.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image