XVI Noche Flamenca de San José Obrero: INMENSA VELADA

los-artistas-en-plena-actuacion-640×480.JPG

Por el nivel artístico y por la calidad de los invitados. También por la masiva presencia de aficionados que abarrotaban el pabellón de La Josa. Nunca había visto tal sed de flamenco y tanto esfuerzo por disfrutarlo aún estando de pie durante toda la actuación. Otro éxito a recoger por esta dinámica asociación de vecinos.

la-delegacion-de-kazajistan-a-la-espera-en-la-josa-640×480.JPG

Como es sabido, el tesón, el esfuerzo y por ende el trabajo bien hecho, da suculentos frutos, viéndose además coronado con la presencia de una selecta representación de expertos sanitarios de Kazajistán para vivir in situ la realidad de la salud mental en nuestra provincia. Hay que saber que el área de salud de Zamora goza de grandísimo predicamento no sólo en nuestro país, también en toda Europa. Por eso esta honorable visita de kazajos.

Pedro Cintas al cante y Perico de La Paula al toque empezaron por una amplia tanda de soleares, magistralmente interpretadas, Joaquín el de la Paula, Agustín Talega, La Andonda, La Roesna, Paquirri El Guanté, vuelta a Joaquín y Juanillero de Marchena. Siguen por alegrías con bonito cierre por cantiñas. Malagueña, la grande del Mellizo, rematada por fandango de Lucena y otro más de Frasquito Yierbagüena. Continúa por tangos, hasta nueve, una auténtica antología de los más enjundiosos de Extremadura. Bulerías, con un bellísimo remate por bulerías romanceadas y cuplé por bulerías. Se despiden por fandangos, Paco Cepero, dos de Manolo Fregenal y otro del Carbonerillo, poniendo al auditorio en pié para tributarle una sentida y prolongada ovación.

pedro-y-perico-doliendose-por-seguiriyas-en-la-pena-640×480.JPG

Terminada la actuación invitados y peñistas nos dirigimos a la sede de la Peña Flamenca para departir y reponer fuerzas mediante el socorrido hornazo zamorano y otras delicias, en el entrañable ambiente familiar que caracteriza a este tipo de eventos, con lo que tan notables visitantes enseguida se sintieron como en casa propia, y ello a pesar de las dificultades con el idioma. los-kazajos-con-pedro-cintas-y-el-presidente-santiago-garcia-640×480.JPGEl presidente peñista Santiago García le hizo entrega, en nombre propio y del Ayuntamiento de Zamora de un valioso presente: la edición de “Antonio Mairena. Andanzas de unos días por la Vía de La Plata” con el consiguiente resalte de la importancia de Mairena en Zamora. Finalmente, los siempre buenos oficios de Eduardo Abril propiciaron unos sustanciosos y emotivos cantes por seguiriyas de los de romperse la camisa. Con ello la noche se redondeó completamente y todos los presentes, especialmente los euroasiáticos y ucranianos, han tenido una experiencia y conocimiento de la hospitalidad zamorana y del cante por derecho, seguramente inolvidable.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image