XV Ciclo de Flamenco del Teatro Principal: CLAUSURA DE ORO Y BRILLANTES

antonio-reyes-en-lo-suyo-y-diego-amaya-de-espaldas-foto-julia-dominguez-640×480.jpg

Lo había pronosticado respecto a Manuela Cordero y a Antonio Carrión. Únicamente había un punto negro para la dupla de cantaoras previstas, y ese punto negro fue resuelto desde la indisposición de La Tana y su afortunada sustitución por la exquisitez de Antonio Reyes y la pericia de Diego Amaya a las seis cuerdas. Total, noche de alto voltaje para despedir el ciclo del 2012.

Abren la velada el chiclanero Reyes por alegrías muy bien ajustadas al compás de la sonanta jerezana de Diego Amaya. Un buen anticipo de lo que iba a ser la redonda noche. Soleares, Joaquín el de la Paula, Mercé La Serneta, La Andonda, Curro Frijones, Agustín Talega, otra vez Frijones, La Roesna, Andonda y Juanillero de Marchena. Perfectos en su ejecución. Continúan por tangos con recorrido por Granada, Extremadura, Caracol e incluso una copla de “Ojos verdes” de La Paquera. Seguiriyas, la primera de Manuel Torre, Tío José y la de cambio del Mellizo. Finalizan su cumplida presencia en Zamora por una buena entrega de bulerías y canción por bulerías. Muy aplaudidos. Descanso para reponer fuerzas y atacar a la guinda del pastel.

Manuela Cordero hace un tándem perfecto con el sevillano Carrión, y se está erigiendo en uno de los mejores referentes que el flamenco actual tiene en el cante de mujer. Además, todos los que la hemos disfrutando con anterioridad, ayer, una vez más, pudimos comprobar su enorme capacidad para la mejora, por lo que aconsejo seguirla siempre que se pueda.

Abrieron por malagueña, la controvertida de Gayarre Chico o Gayarrito y remate por el fandango de Frasquito Yerbagüena. Excelente entrega de tientos coronados por un buen ramillete de tangos. Soleares, Joaquín, Juan Talega, La Andonda, La Serneta, Joaniquí de Lebrija, Tío José de Paula y solearilla. Para entonces, todo el público estaba entregado al magisterio de cantaora y guitarrista, pero quedaba mucho más. Seguiriyas siguiendo la estela del insigne Antonio Mairena, muy influyente en todo su repertorio, la primera de Tomás El Nitri, la segunda de Manuel Molina y el cierre por el soberbio cante de Curro Durse, retocado por Joaquín La Cherna y redondeado para la gloria por el singular Manuel Torre: “Eran dos días señalaitos de Santiago y Santa Ana….”. Bulerías, prosiguiendo con el maestro de Los Alcores, Pastora Pavón, El Turronero y cuplé por bulerías para despedirse. Y ya que claramente estaban a gusto por la perfecta comunión con el auditorio, ¿Qué queréis unos fandangos o unos tanguillos de Cádiz. O una bambera?. Finalmente nos obsequió con una generosísima entrega por tanguillos y tres fandangos para un público agradecido y puesto de pié hasta en dos ocasiones. ¡Qué vuelvan pronto!

La próxima e importante cita será en forma de Cena Flamenca para el próximo 17 de marzo. De la misma informaré extensamente a su debido tiempo.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image