XLI Festival Flamenco de Zamora. Misa Flamenca: DE SAN ILDEFONSO A MARÍA AUXILIADORA POR LOS AIRES DE CÓRDOBA

julian-estrada-y-jesus-zarrias.jpg 

Con el cambiar de ubicación de la Misa Flamenca se nos arruga el corazoncito a todos los que hemos tenido que decidirlo. Tomar esta decisión, después de tantos años organizándola en el incomparable marco de San Ildefonso, ha sido muy duro. Máxime si a la orfandad del entorno le sumamos la ausencia de D. Benito Peláez. Demasiado duro echar de menos a este carismático párroco, pletórico de bonhomía en su notable figura, oficiante clarividente donde los haya, capaz de integrar en perfecta comunión, liturgia, fieles y el arte más excelsamente flamenco. El entrañable D. Benito era una parte fundamental en la cita anual de San Pedro, por eso aunque ahora se nos arruga el corazón, el vital órgano se henchirá lo suficiente con el recuerdo más afectuoso y eternamente duradero. Esta es la mala noticia.

La buena. Una vez encontrada la ubicación perfecta para el cuarentón Festival, en la Lonja de la Universidad Laboral, María Auxiliadora se nos ofrece como una alternativa muy a tener en cuenta: El lugar, la capacidad y la acústica –no inferior a San Ildefonso-. A estas tres razones de peso, se van a unir el acogimiento y la implicación, estamos seguros de ello, mostradas por su párroco D. Emeterio Lobato. Por lo que, como en el final de la mítica “Casablanca”, puedo decir: “…Presiento que este es el principio de una gran amistad.”

Al acontecimiento del cambio de ubicación no le puede ir a la zaga el nivel de la parte artística. Y eso es lo que va a ocurrir esta tarde a la ocho y media en el monumental templo, que acoge los no menos monumentales frescos del zamorano universal José María Castilviejo. Dos artistas de tronío. Los pontaneses, Julián Estrada y Jesús Zarrias. Cantaor y tocaor. Tío y sobrino. Dos figuras incuestionables en sus respectivas competencias. Dos artistas de alto nivel y de indudable consideración en las grandes citas nacionales e internacionales del flamenco con mayúsculas.

Mañana, estos dos artistas, serán componentes esenciales en el vistoso cartel que integra el XLI Festival Flamenco de Zamora. Hoy los tendremos muy cerca de nosotros en un acontecimiento histórico. O lo que es lo mismo el cambio de San Ildefonso por María Auxiliadora con aromas cordobeses de Puente Genil.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image