VI Festival Flamenco de La Tierra del Vino: MORALES SE AFIANZA COMO REFERENTE JONDO NACIONAL

fin-de-fiesta-con-canca-pepe-torre-y-la-faraona-maria-en-el-centro.JPG

Colmadas las esperanzas de los aficionados y resarcida la ausencia del de San Pedro. Morales es otra cosa y pareciera que este Festival viene con el pan debajo del brazo. Y el entorno o lo que es lo mismo el patio de “José Blas Vega” añade un plus de esplendor.

Como es habitual desde sus inicios, las guitarras, cual heraldos de vanguardia, lo anticipan. En esta ocasión la organización había hecho un esfuerzo para contar con tres de rompe y rasga, por lo que era más obligada, si cabe, dicha anticipación. Toma la palabra el saucano Juanjo Seguín, para anunciar en escena la presencia del alcalde José María Barrios, el presidente peñista Santiago García, la vicepresidenta Eva Peña, y lógicamente el invitado de lujo del Festival, el eminente estudioso José Blas Vega. El presidente de “Amigos del Cante” le hace entrega del cartel enmarcado al alcalde y Eva al honorífico invitado.

Abre la entrega musical Dolores Agujetas con el mágico embrujo de la sonanta del maestro de maestros Pascual de Lorca. Tientos / tangos; soleares puramente jerezanas; seguiriyas muy en la línea genealógica familiar: Manuel Torre, Tío José de Paula, Loco Mateo, Francisco La Perla y Manuel Molina; fandangos bajo la clara influencia del genial Torre –buque insignia de esta casa cantaora- con ellos se gana plenamente al repleto entorno y arrancas los primeros y significativos jaleos del respetable. Habíamos anunciado la posibilidad de “pellizco” o “enduendamiento” de Dolores. En este palo lo consiguió… y lo prologó con su remate por bulerías.

Radiante y majestuoso aparece Cancanilla con el soberbio toque de Juan Antonio Muñoz, quien mejor lo acompaña. Bulerías por soleá. María la Moreno, El Gloria, Antonio La Peña y Curro Frijones aterrizaron nítidos y cristalinos en el cante de Cancanilla y en el toque de Muñoz. Pero la primicia y la jondura estaban más allá. El genial tocaor, que como es sabido conoció y compartió vida artística con Antonio Mairena, le ha puesto al de Marbella unas bulerías por solea personales y creadas por el Maestro de los Alcores, nunca antes oídas por el gran público. Morales ha sido el adelantado de la clase al disfrutarlas por primera vez. Continúan por tientos / tangos; seguiriyas con un toque excepcional de Juan Antonio –espejo de jóvenes tocaores del flamenco por derecho-, Viejo La Isla, Paco La Luz, Antonio Cagancho y cierre de Manuel Torre (Partiendo de su tío Joaquín La Cherna que a su vez interpreta de Curro Durse). En definitiva, el maestro Mairena planeaba por el entorno. Siguen bulerías y fandangos, varios fuera de micrófono. El ambiente estaba completamente caldeado, incluso se podría decir que eufórico, para dar lugar al descanso. Faltaba mucho y bueno por llegar.

La faraona del cante actual. La reverenciada, respetada y considerada máxima figura del flamenco presente, cuando de cante femenino se trata, ha estado en Morales para marcar territorio. Para dejar constancia de su poderío. Y para explicarle a las nuevas generaciones que es cantar por derecho. Tangos con recuerdos emotivos a La Niña de los Peines y a la Perla de Cádiz, de quién María es su mejor albacea; Soleares con repaso a Jerez, Utrera – La Serneta, de quién así mismo es su fiel continuadora-, Andonda – que también-, Frijones y solearilla. Continúa por seguiriyas, iniciando el temple por La Perla, Paco La Luz, Francisco La Perla, Viejo La Isla, y Curro Durse. Remata por bulerías y fandangos de manera sublime. El público se lo recompensa con prolongadísimos aplausos. No hay duda, la faraona de Sanlucar, la acaba de preparar. El patio del flamencólogo José Blas Vega “boca a bajo”.

Pepe Torres acompañado de un excelente grupo en el que se encontraban El Lavi, David Galli y El Moi al cante, con el toque de Eugenio Iglesias, la terminó de armar. Empiezan por alegrías con acabado por bulerías de Cádiz. Imponente el de Morón. Cambio de vestuario, con tientos / tangos del grupo, para situarse en las soleares. Soleares lentas para el baile al gusto de Jerez, con un Pepe Torres magnífico, despertando multitud de elogios en la concurrencia. Ya sabíamos de su valía, y lo habíamos anunciado.

El magno espectáculo finaliza con todos los artistas en un fin de fiesta para la historia y un Cancanilla oficiado como maestro de ceremonias.

Morales nos ha compensado con creces del mal logro de San Pedro. La próxima cita será en San Miguel de la Ribera el próximo jueves cinco de Agosto.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image