VI FESTIVAL FLAMENCO “TIERRA DEL VINO” Morales del Vino

vi-fetivi.jpg

Colosal programación para este año de crisis económica. Morales del Vino con su ya clásico Festival Flamenco le hace un corte de mangas a las penurias monetarias y sigue estando en el universo jondo. Dos cantaoras de raza, una de “guante blanco” y otra “salvaje”, un cantor “salido del armario del cante para baile” y que se está mostrando hegemónico y el mejor bailaor posible dentro del baile cabal.

De María Vargas hemos dicho: “María Vargas, constituye una de las escasísimas representantes, en plenitud de facultades, que nos quedan de la gloriosa segunda Edad de Oro del cante flamenco. Ella ha sido, y sigue siendo, garantía de éxito en las grandes citas del universal arte. De extraordinarios registros sonoros y cabal conocimiento del flamenco jerezano y de los Puertos es referencia obligada para degustar lo jondo como fue, es y va a seguir siendo. El Tuerto de la Peña, Perico Frascola, Las Mirris, Los Mézcles o Tío José El Granaino resuenan aún hoy con frescura sanluqueña en los metales de esta cantaora de “guante blanco”. El genuino y creativo toque de Jerez se engrandece hasta hacerse enorme en la guitarra de José María Molero cuando acompaña a María.

Dolores Agujetas, si la memoria no nos falla, es la primera vez que viene a Zamora para cantar en una de sus grades citas. Cantaora racial donde las haya, explosiva, de voz afillá y profundo rajo. Es una genuina representante de la casa de los Agujetas. Su último disco acompañado por Moraito -“Mujerez”- fue premiado como mejor trabajo discográfico en los Premios Nacionales “Flamenco Hoy”, entregados el pasado mes de febrero en Córdoba. Le acompañará con la primorosa maestría al toque que lo caracteriza, el maestro Pascual de Lorca, un clásico de los grandes eventos internacionales.

De Cancanilla y el tocaor que lo acompaña hemos dicho: “Cuando apenas contaba veinte años empieza a trabajar en Los Canasteros de Manolo Caracol; su larga especialización de cante para baile recorriendo los cinco continentes –igual que ya ocurriera con Chano Lobato-; el estrecho seguimiento de Antonio Mairena; y por supuesto, sus excepcionales dotes para el cante -y el baile-, y su finísimo oído musical,

lo hacen un auténtico primera figura. Sin duda estamos ante un prodigio que en su madurez está llamado a crear escuela. Lo mismo ocurre con Juan Antonio Muñoz, el más distinguido de los adeptos a la magna obra del Maestro de los Alcores –ha sido quien más y mejor se empapó de la misma, como lo prueba esa joya de libro y disco, “Mis recuerdos de Antonio Mairena”- y el mejor continuador del excepcional toque de Melchor de Marchena.”

Pepe Torres, de la familia de los Joselero de Morón es el bailaor, que junto con El Pipa –en bailaores por debajo de los cuarenta años-, podríamos calificar como más representativo del baile flamenco actual ejecutado por derecho. Pepe no sólo es un bailaor genial, es un artista completo como corresponde a los grandes maestros, ya que canta y toca la guitarra. Con él, es un peldaño más el que asciende Morales en la programación de este Festival. Y eso que por aquí ya han pasado Toni El Pelao y La Uchi. Pepe Torres estará arropado por un monumental grupo, entre los que se encontrará El Moi de Son de la Frontera.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image