XL Festival Flamenco de Zamora: LA MISA FLAMENCA FUE CERRADA CON PROLONGADOS MINUTOS DE APLAUSOS

Si no recuerdo mal y creo que no es el caso, el viernes –en la Misa grande de nuestras Ferias y Fiestas- Antonio López Olmo, Yeyé de Cádiz y el tocaor José María Molero han cosechado el mayor aplauso tributado a flamenco alguno en Zamora. Matizo, en las muchas y variadas Misas Flamencas celebradas. Por otra parte, nada nuevo. Del arte y genialidad de Yeyé, como de la maestría de Molero, habíamos advertido.

Prolegómenos para la coordinación entre Don Manuel y Yeyé con las consiguientes y certeras sugerencias del maestro Molero. Todos de acuerdo. Y Don Benito con bastón en ristre en su mano derecha, coordinando toda la desorganización organizada. Calmando las prisas, saludando a los artistas, instruyendo a Don Manuel, y recibiendo a las autoridades. En este sentido, Ana Mulas, eficacísima y segura gestora municipal de Morales del Vino, fue la primera en llegar. Enseguida hicieron acto de presencia una florida representaciones de la Casa Consistorial: Francisco Javier González,  Elvira Fernández, y Charo Rodríguez. Salen los artistas aderezando la ofrenda mística por seguiriyas –entremezcla de Cádiz y Manuel Torre, según Yeyé-. Después, malagueña grande de Enrique El Mellizo. Para continuar por tanguillos de la tacita. Bulerías del mismo tronco, es decir, las singulares bulerías de Cádiz, que Yeyé, como todo el mundo sabe borda alcanzando la interpretación sublime. Continúan por bambera, para alcanzar el clímax piadoso con las emocionales alegrías –rama fundamental de las cantiñas y esencialmente cante gaditano. A partir de ahí, la satisfacción anímica del deber cumplido, y la plenitud de haber colmado el espíritu con música celestial, hacen que la concurrencia responda con ese el prolongado aplauso, al que hacíamos referencia, a estos dos genios del arte flamenco.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image