MISA FLAMENCA DE SAN PEDRO GLORIFICADA POR LOS AIRES DE CÁDIZ

yeye-y-molero-cantando-una-misa-flamenca-en-la-iglesia-de-la-asuncion-de-morales-del-vino.JPG

A todas las múltiples cualidades profesionales que atesora Antonio López Olmo, y son muchas como luego veremos, hay que añadir la de que puede que sea el mejor concertista actual ejecutando misas flamencas. Y eso que el pasado año colocaron muy alta la cota Alfonso Salmerón y Juan Antonio Muñoz.

Este año, dentro de lo que sería un nivel altísimo de interpretación musical flamenca, es completamente distinto. Pasamos de la sobriedad, elegancia y ponderación del dúo actuante en el 2009, al arte más vivaz,  penetrante y saleroso de los múltiples aromas y sabores gaditanos. Y es que eso es, eso hace y eso transmite derramándolo generosamente por el ambiente Yeyé de Cádiz: esencia pura de la tacita. Cuando Antonio canta llevado por el toque certero, flamenco e innovador de José María Molero, debemos de cerrar los ojos, y en ese momento podemos oír y notar el Levante, oler a adelfas, magnolio y pescaito frito pero sobre todo podemos ver el sol de poniente bañando con firme y envolvente luz a la Gádir eterna. Pero hay mucho más en los melismas de este gaditano del Barrio de Santa María, al conjugarse todo el majestuoso arte concentrado a lo largo de más de cuatro mil años y destilado flamencamente por el Planeta, Paquirri el Guanté, Curro Durse, Francisco La Perla, Enrique el Mellizo, La Mejorana, Aurelio Sellé, Rosa la Papera, Pericón de Cádiz, Manolo Vargas, La Perla de Cádiz y el que fue último bastión de la Caleta: El inefable y monumental Chano Lobato. Mucho peso cultural y mucha responsabilidad histórica recaen sobre los hombros de Antonio López Olmo o lo que es lo mismo Yeyé de Cádiz, el albacea y primer puntal de tan grandiosas formas de entender un flamenco tan exquisito.

De manera que este año, el cuadragésimo de nuestro decano Festival, la ofrenda mística del mismo será a las nueve de la noche, y como siempre, en San Ildefonso y con los buenos oficios del querido Don Benito Peláez al frente.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image