EL BAILE FLAMENCO LE PRESENTÓ CARA A LAS NEOFORMACIONES MALIGNAS

Escuela Flamenca de la Peña

El salón de actos de Caja España en la Marina ofreció un lleno absoluto. O lo que es lo mismo, una vez más Zamora se moviliza para respaldar una causa humanitaria –La recaudación fue integra para la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC)- en torno al flamenco, la música española más universal. Eva Peña, directora de la Escuela de Baile de la Peña Flamenca, con su bonhomía habitual, unida a la abnegación y entusiasmo de todas sus alumnas, fueron la causa de este espléndido espectáculo sobre el reconocido arte. Y como decimos, la ciudad se volcó.

Estela Abril, con su saber estar y su precioso timbre de voz, dio el pistoletazo de salida a lo que sería la venturosa buena nueva del flamenco provincial para el dos mil diez. Y la primera del año no defraudó en absoluto.

Eva Peña, con un reducido grupo de alumnas vestidas  predominantemente de negro, ejecuta magistralmente una bulería por soleá. Publico ganado y entregado. Siguen tangos de Miguel Poveda con sabor malagueño al Piyayo bailados por el grupo. Lole Montoya con canción sobre poema de Antonio Machado.

De nuevo Eva en solitario para hacer una excelente interpretación sobre el tango de Gardel por bulerías efectuado por Martirio. El título “Volver” daba a su vez nombre al montaje coreográfico. Para el que escribe –Únicamente hablando desde el punto de vista artístico- lo mejor de la completa velada. Porque lo esencial de la velada era apoyar a la asociación y pasar un buen rato con la puesta en escena de personas que disfrutan con el flamenco aprendiendo a ejecutar sus forma. Y eso se consiguió sobradamente.

Continúa todo el grupo con sevillanas de Rocío Jurado y tanguillos, para dar entrada nuevamente a Eva interpretando canción del Cigala con el piano de Valdés.

Nuevamente el grupo bailando sevillanas y dando salida a Eva en sevillanas muy personales de Poveda. Más sevillanas del grupo, bulerías y tanguillos.

De nuevo Estela en el escenario para anunciar el merecido premio floral a la querida profesora consumado por todas y todos los alumnos de la Escuela de Baile, además de invitar a Jesús Fernández, presidente de AECC Zamora, a subir al escenario. El Dr. Fernández agradeció a Eva, a sus aventajadas alumnas y a la Peña Flamenca, su generosa colaboración.

La respuesta de la Escuela fue un final de fiesta con diecisiete componentes en escena bailando. Aplauso sonado durante un buen rato, con público en pié.

Sólo podemos añadir: ¡Que se repita lo antes posible!

Dejar una respuesta

CAPTCHA image