Buen comienzo del nuevo curso

Con la amena disertación de Paco Sánchez dio comienzo esta nueva entrega de la feliz iniciativa de Caja Duero Rocio Segura y Manolo Herrera.para taurinos y flamencos. Hizo el conferenciante un recorrido histórico sobre las costumbres toreras, afirmando que en los orígenes fueron los caballeros musulmanes los que las pusieron en práctica: las cañas y las jinetas, hasta ser incorporadas por la nobleza cristiana, y preservadas por los jinetes portugueses. Habló de sus críticos, como Quevedo y Góngora, hasta llegar al toreo a pié como acceso del pueblo llano al mundo de los toros. Se refirió a la geografía taurina y a su coincidencia con la territorialidad del flamenco, para terminar relacionando a muchos de sus protagonistas más significativos entre sí.Presentada por el orador la parte musical, Rocío Segura y Manolo Herrera, abren el recital con un extenso catálogo por tangos, por encima de la docena. Desde los personales de La Niña de los Peines hasta los de Extremadura, pasando por Málaga, Cádiz y Triana. El público, que llenaba el auditorio valoraró convenientemente la perfecta ejecución de los artistas. Le sigue malagueña del Mellizo. Manolito Herrera demuestra con creces ese enorme crecimiento personal con la guitarra. Del sevillano ya no se puede decir que sea “una firme promesa”, es una constatada realidad del ponderado toque de acompañamiento flamenco. Tenemos la gran suerte de verlo con frecuencia en Zamora por lo que podemos apreciar su meteórica evolución.
Continúan por soleares: Alcalá, Mellizo en versión de Marchena, Machango, Juaniquí, Ramón el de Triana y Antonio el Portugués. Rocío, lo habíamos pronosticado, es ya, pese a su juventud, una cantaora hecha y por lo tanto a tener muy en cuenta. Lo demostró a lo largo de toda la actuación, pero de manera especial en este florido ramillete de soleares. Granaina dedicada a todas las mujeres. Bulerías con amplio homenaje a Pastora, La Perla, Paquera, Luis de La Pica, siguiendo por canción y taranto por bulerías. Muy aplaudidos.
Finalizan la redonda actuación por fandangos: Paco Cepero, dos del Carbonerillo y remate del Gloria fuera de micrófono. Los artistas fueron despedidos con una apoteósica ovación de un agradecido público puesto en pie.

Dejar una respuesta

CAPTCHA image